• Dom. Oct 2nd, 2022

Radio Mapuche Aukinko

Una Ventana a la Cultura Mapuche

1 de Junio de 1889, Esteban Freire vendió a Gervasio Alarcón el fundo Pellahuén

Ago 21, 2022

“Por escritura otorgada en Arauco, en 1 de junio de 1889, Esteban Freire vendió a Gervasio Alarcón el fundo Pellahuén. Esa escritura fue inscrita en Cañete el 15 de marzo de 1892. Sin embargo, el Fisco inició contra el Alarcón un juicio para reivindicar esos terrenos y en que se solicitaba se declarase nula la escritura de compraventa de Alarcón a Freire. Por sentencia de la Corte Suprema, dictada el 21 de octubre de 1898, se negó lugar a la demanda del Fisco. En tales circunstancias, con fecha 5 de octubre de 1900, el ministro de Tierras y Colonización oficiaba a la Inspección General de Tierras y Colonización para que concurriera a fijar los límites del fundo Pellahuén, reconocido jurídicamente propiedad de Gervasio Alarcón.

Durante el desarrollo del litigio entre el Fisco y Alarcón, fueron rematadas como fiscales 20.000 hectáreas del departamento de Imperial, ubicadas en Carahue. La resolución favorable a Alarcón y consiguiente delimitación de Pellahuén incluía aquellas tierras en la extensa propiedad de Alarcón, por lo cual el Fisco –a través del inspector general de Tierras y Colonización, Agustín Baeza Espiñeira– acordó ceder 17.000 hectáreas de tierras fiscales del departamento de Traiguén, colindantes al fundo Pellahuén, como mecanismo para evitar futuros litigios por enajenación indebida. De este modo, la ubicación geográfica del fundo Pellahuén estaba entre los departamentos de Cañete y Traiguén.

Estas tierras fiscales eran habitadas por un número indeterminado de indígenas, entre los cuales Lorenzo Lorín contaba con título de merced expedido por la Comisión Radicadora de Indígenas. Contraviniendo la legislación, el gobierno no reconoció el derecho prioritario de Lorín en los terrenos cedidos a Alarcón, resolviendo que Lorenzo Lorín debía ser amparado por el protector de indígenas para ubicarlo en otro lugar. En 1903, el mapuche José María Liempi también solicitó radicación en tales terrenos, siendo igualmente rechazada”.

[Ignacio Ayala Cordero, “Mucho más que ríos de trigo: historia local y vida cotidiana en Traiguén, 1878-1978”, Fragmento Cap. 8] Via Facebook Traiguén. Taller de historia local

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.